lunes, 22 de agosto de 2016

Hola de nuevo ¿nos leemos? Yo, José Luis Morato, marca personal según Deming

  • En mayor o menor medida, todos tenemos una imagen de marca personal: somos lo que somos y lo que hacemos, por lo que solo hay que saber cómo gestionarla para sacarle el mayor partido.


Aquí estoy de nuevo escribiendo mi blog sin todavía tener claro que contar ni que decir, pero sabiendo que pasan muchas cosas a diario.. que influyen en mi vida personal y profesional .. y que me gustaría compartir con vosotros.

Sin duda escribir tiene dos vertientes muy interesantes; una primera es sentirse a gusto escribiendo y explicando sentimientos y otra segunda es ser leído. Ambas importantes 

No hay duda que no hay escritor (no solo de blogs) que no escriba para ser leído pero sin duda lo segundo (ser leído)  inevitablemente es consecuencia de lo primero (haber escrito algo). Por tanto empecemos a escribir. 

Estos últimos meses han sido semanas de reflexión a nivel profesional y en menos medida personal sobre como y donde encaminar mi futuro profesional y a la postre personal, con muchas conversaciones que han derivado en determinar que la clave de parte del éxito es el desarrollo de la marca personal por encima de los diversos proyectos que he ido acometiendo en los últimos años. 

Aunque he sido muy consciente de ello quizá no le he prestado excesiva atención, y es que si entro en Google y pongo mi nombre, puedo ver que aparezco en los resultados de búsqueda. Si, ya no soy anónimo y he pasado a otro estatus, el de ser conocido. Cualquiera puede ver quién soy, qué he hecho y que hago ahora mismo y cómo soy, y sin haberlo previsto se me ha creado una marca personal y está ahí, sin más.

La gestión adecuada de esta marca es clave para conseguir mis objetivos tanto en el ámbito personal como en el profesional, y la verdad es que tener una marca personal cuidada no es fácil si no se sabe cómo.

Cada una de las personas que me conocen tiene una imagen y una opinión de mi, y lo que necesito para optimizar mi marca personal lo máximo posible es ir poco a poco marcándome objetivos para conseguir hacerla perfecta.


Mi circulo de Deming  

Mis clases como alumno en la Universidad (dejadas años atrás y recuperadas en octubre del 2015) han marcado un cierto interés que ya tenia, por la calidad total y la mejora continua y últimamente pongo a DEMING en muchas de mis acciones. ... 

El circulo de Deming arranca en una primera etapa que es la de PLANIFICAR que será el futuro, de marcarnos objetivos, metas ... 

Pero la siguiente acción de Deming no es solo planificar sino que la clave es saber EJECUTAR y poner en marcha todo lo planificado. Son muchos los sueños que se sueñan pero que después no se convierten en realidad porque no se ponen en marcha

Si planificar y ejecutar son importantes la tercera acción de Deming es el proceso clave: CHEQUEAR.  Sin duda planificar es sencillo, plasmar negro sobre blanco lo que esperamos, ejecutrar se hace un poco mas complicado ya que necesita de nuestra fuerza e ímpetu para ponerlo en marcha. Si hemos hecho ambos procesos será imprescindible controlar como de ejecutado ha salido lo planificado y cuales han sido las desviaciones entre lo planificado y lo ejecutado. Hacer correctamente el proceso de chequeo nos permitirá consolidad nuestros proyectos sabiendo donde tenemos que mejorar y que desviaciones se han producido de lo que habíamos planificado. .  

Si realizamos bien ese tercer proceso estaremos a punto de cerrar el ciruclo de deming con un último proceso de ACTUAR. en este fase deberemos desarrollar los planes ce acción para corregir esas desviaciones y ser capaces de conseguir esos objetivos para de nuevo una vez cerrado el circulo lo volvamos a abrir volviendo a planificar y ejecutar ...

¿Por dónde debo empezar? 

Lo primero a hacer es gestionar de forma eficiente todo lo que tiene que ver con mi imagen y mi reputación, e iniciar mi propio “plan de marketing personal”. 

Primero, tengo que descubrir quién soy, qué quiero mostrar al mundo de lo que soy y cómo y dónde quiero mostrarlo.

Antes de hacer… ¡Debo definir mis objetivos y mi estrategia! 

Todo lo que haga ha de estar dirigido a “estar dónde quiero estar” y a “ser visto como quiero que me vean”. 

Debo conocer mis objetivos, decidir donde quiero estar y qué herramientas van a ser útiles para conseguirlo y cuáles no. Debo tener en cuenta que mis recursos son siempre limitados, sobre todo en tiempo, así que debo aprovecharlo lo máximo posible.

Por lo que debo centrarme en lo que quiero conseguir. Visibilidad, audiencia, posicionamiento y sobre todo, reputación. 

Estos 4 objetivos son primordiales, así que lo primero que debo hacer es que sea fácil encontrarme en Internet, no solo con mi nombre, sino también por lo que hago ahora. Y poco a poco tengo que ir consiguiendo que las personas que me conocen tengan una opinión positiva, no solo de mi, sino también de lo que hago. El resto ya irá llegando.

¡Hay que sacar partido de lo que tengo! 

Sin duda debo aprovechar al máximo mis redes sociales. Debo ampliar mi círculo y sobre todo no debo dejarlas abandonadas. Para ello debo completar mi perfil de manera adecuada y darme a conocer, ampliando mis redes de contactos e interactúando con ellos.

Debo ser auténtico. No hay nada mejor que ser uno mismo, tanto en persona como en redes sociales. No se debe jugar a ser otra persona o a ser la persona que quieres ser. Debo mostrarme tal y como soy y sobre todo poner ese punto de autenticidad en todo lo que hago.

Debo apostar por la calidad de mis contenidos. Una vez que tenga marcados mis objetivos y estrategia, debo poner en marcha mi propia “campaña de contenidos”, y antes de publicar como un loco en cualquier sitio y de cualquier forma, párarme a pensar y pregúntarme: 
  • ¿Lo que voy a decir es relevante? 

No hay nada mejor, que me empiecen a conocer por lo que hago y por lo que realmente me gusta, que es mi mejor carta de presentación.

Debo dar siempre mi opinión. No debo tener miedo a decir lo que pienso (siempre de forma constructiva, claro), comentando en blogs, foros, webs y todo tipo de sitios en los que sea interesante mostrar mi opinión, siempre y cuando aporte claro esta.

Debo interactuar con los que me rodean. Es una de las principales ventajas de este mundo online, que me ofrece la posibilidad de opinar y contestar a lo que quiera. 

Por ello debo compartir mis reflexiones, escribir artículos en medios que me gusten, y dejar comentarios. Este simple gesto, además de darme información y nuevos contactos para ampliar mi círculo, refuerza mi visibilidad, mi posicionamiento y mi reputación.

Debo adáptarme rápido a los cambios.  La clave es prepararme ante ellos y sácarles más partido. Debo tener siempre la mente, los ojos y los oídos abiertos para aprender de lo que vea y no perder nunca de vista cuál es mi foco.

Y sobre todo debo monitorizar y hacer un seguimiento sobre mi mismo y de los objetivos que estoy alcanzando. Si tras hacer un pequeño análisis de todo lo que he hecho, veo que voy por el buen camino y que estoy consiguiendo lo que me había propuesto, debo seguir hacia adelante, pero siempre redefiniendo mi estrategia y reajustando lo que estoy haciendo para aprovecharlo mucho más.

Y no reno olvidar,  que esto es una carrera de fondo. No se trata de hacer magia y conseguir todo en dos días. Lo ideal es ser constante y continuo para conseguir lo que me proponga. Así que a por todas. 

Y si todavía estas leyendo esto, GRACIAS !! y es que ya he dado un buen paso y es que alguien esta leyendo lo que escribo. 




Hola de nuevo ¿nos leemos? Yo, José Luis Morato, marca personal según Deming

  • En mayor o menor medida, todos tenemos una imagen de marca personal: somos lo que somos y lo que hacemos, por lo que solo hay que saber cómo gestionarla para sacarle el mayor partido.


Aquí estoy de nuevo escribiendo mi blog sin todavía tener claro que contar ni que decir, pero sabiendo que pasan muchas cosas a diario.. que influyen en mi vida personal y profesional .. y que me gustaría compartir con vosotros.

Sin duda escribir tiene dos vertientes muy interesantes; una primera es sentirse a gusto escribiendo y explicando sentimientos y otra segunda es ser leído. Ambas importantes 

No hay duda que no hay escritor (no solo de blogs) que no escriba para ser leído pero sin duda lo segundo (ser leído)  inevitablemente es consecuencia de lo primero (haber escrito algo). Por tanto empecemos a escribir. 

Estos últimos meses han sido semanas de reflexión a nivel profesional y en menos medida personal sobre como y donde encaminar mi futuro profesional y a la postre personal, con muchas conversaciones que han derivado en determinar que la clave de parte del éxito es el desarrollo de la marca personal por encima de los diversos proyectos que he ido acometiendo en los últimos años. 

Aunque he sido muy consciente de ello quizá no le he prestado excesiva atención, y es que si entro en Google y pongo mi nombre, puedo ver que aparezco en los resultados de búsqueda. Si, ya no soy anónimo y he pasado a otro estatus, el de ser conocido. Cualquiera puede ver quién soy, qué he hecho y que hago ahora mismo y cómo soy, y sin haberlo previsto se me ha creado una marca personal y está ahí, sin más.

La gestión adecuada de esta marca es clave para conseguir mis objetivos tanto en el ámbito personal como en el profesional, y la verdad es que tener una marca personal cuidada no es fácil si no se sabe cómo.

Cada una de las personas que me conocen tiene una imagen y una opinión de mi, y lo que necesito para optimizar mi marca personal lo máximo posible es ir poco a poco marcándome objetivos para conseguir hacerla perfecta.


Mi circulo de Deming  

Mis clases como alumno en la Universidad (dejadas años atrás y recuperadas en octubre del 2015) han marcado un cierto interés que ya tenia, por la calidad total y la mejora continua y últimamente pongo a DEMING en muchas de mis acciones. ... 

El circulo de Deming arranca en una primera etapa que es la de PLANIFICAR que será el futuro, de marcarnos objetivos, metas ... 

Pero la siguiente acción de Deming no es solo planificar sino que la clave es saber EJECUTAR y poner en marcha todo lo planificado. Son muchos los sueños que se sueñan pero que después no se convierten en realidad porque no se ponen en marcha

Si planificar y ejecutar son importantes la tercera acción de Deming es el proceso clave: CHEQUEAR.  Sin duda planificar es sencillo, plasmar negro sobre blanco lo que esperamos, ejecutrar se hace un poco mas complicado ya que necesita de nuestra fuerza e ímpetu para ponerlo en marcha. Si hemos hecho ambos procesos será imprescindible controlar como de ejecutado ha salido lo planificado y cuales han sido las desviaciones entre lo planificado y lo ejecutado. Hacer correctamente el proceso de chequeo nos permitirá consolidad nuestros proyectos sabiendo donde tenemos que mejorar y que desviaciones se han producido de lo que habíamos planificado. .  

Si realizamos bien ese tercer proceso estaremos a punto de cerrar el ciruclo de deming con un último proceso de ACTUAR. en este fase deberemos desarrollar los planes ce acción para corregir esas desviaciones y ser capaces de conseguir esos objetivos para de nuevo una vez cerrado el circulo lo volvamos a abrir volviendo a planificar y ejecutar ...

¿Por dónde debo empezar? 

Lo primero a hacer es gestionar de forma eficiente todo lo que tiene que ver con mi imagen y mi reputación, e iniciar mi propio “plan de marketing personal”. 

Primero, tengo que descubrir quién soy, qué quiero mostrar al mundo de lo que soy y cómo y dónde quiero mostrarlo.

Antes de hacer… ¡Debo definir mis objetivos y mi estrategia! 

Todo lo que haga ha de estar dirigido a “estar dónde quiero estar” y a “ser visto como quiero que me vean”. 

Debo conocer mis objetivos, decidir donde quiero estar y qué herramientas van a ser útiles para conseguirlo y cuáles no. Debo tener en cuenta que mis recursos son siempre limitados, sobre todo en tiempo, así que debo aprovecharlo lo máximo posible.

Por lo que debo centrarme en lo que quiero conseguir. Visibilidad, audiencia, posicionamiento y sobre todo, reputación. 

Estos 4 objetivos son primordiales, así que lo primero que debo hacer es que sea fácil encontrarme en Internet, no solo con mi nombre, sino también por lo que hago ahora. Y poco a poco tengo que ir consiguiendo que las personas que me conocen tengan una opinión positiva, no solo de mi, sino también de lo que hago. El resto ya irá llegando.

¡Hay que sacar partido de lo que tengo! 

Sin duda debo aprovechar al máximo mis redes sociales. Debo ampliar mi círculo y sobre todo no debo dejarlas abandonadas. Para ello debo completar mi perfil de manera adecuada y darme a conocer, ampliando mis redes de contactos e interactúando con ellos.

Debo ser auténtico. No hay nada mejor que ser uno mismo, tanto en persona como en redes sociales. No se debe jugar a ser otra persona o a ser la persona que quieres ser. Debo mostrarme tal y como soy y sobre todo poner ese punto de autenticidad en todo lo que hago.

Debo apostar por la calidad de mis contenidos. Una vez que tenga marcados mis objetivos y estrategia, debo poner en marcha mi propia “campaña de contenidos”, y antes de publicar como un loco en cualquier sitio y de cualquier forma, párarme a pensar y pregúntarme: 
  • ¿Lo que voy a decir es relevante? 


No hay nada mejor, que me empiecen a conocer por lo que hago y por lo que realmente me gusta, que es mi mejor carta de presentación.

Debo dar siempre mi opinión. No debo tener miedo a decir lo que pienso (siempre de forma constructiva, claro), comentando en blogs, foros, webs y todo tipo de sitios en los que sea interesante mostrar mi opinión, siempre y cuando aporte claro esta.

Debo interactuar con los que me rodean. Es una de las principales ventajas de este mundo online, que me ofrece la posibilidad de opinar y contestar a lo que quiera. 

Por ello debo compartir mis reflexiones, escribir artículos en medios que me gusten, y dejar comentarios. Este simple gesto, además de darme información y nuevos contactos para ampliar mi círculo, refuerza mi visibilidad, mi posicionamiento y mi reputación.

Debo adáptarme rápido a los cambios.  La clave es prepararme ante ellos y sácarles más partido. Debo tener siempre la mente, los ojos y los oídos abiertos para aprender de lo que vea y no perder nunca de vista cuál es mi foco.

Y sobre todo debo monitorizar y hacer un seguimiento sobre mi mismo y de los objetivos que estoy alcanzando. Si tras hacer un pequeño análisis de todo lo que he hecho, veo que voy por el buen camino y que estoy consiguiendo lo que me había propuesto, debo seguir hacia adelante, pero siempre redefiniendo mi estrategia y reajustando lo que estoy haciendo para aprovecharlo mucho más.

Y no reno olvidar,  que esto es una carrera de fondo. No se trata de hacer magia y conseguir todo en dos días. Lo ideal es ser constante y continuo para conseguir lo que me proponga. Así que a por todas. 

Y si todavía estas leyendo esto, GRACIAS !! y es que ya he dado un buen paso y es que alguien esta leyendo lo que escribo. 




10 consejos para superar la vuelta al trabajo #En52Semanas

Hace bastante tiempo que no escribo pero hoy me he atrevido ya que es mi vuelta al trabajo después de 21 días de vacaciones en los que he sido capaz de desconectar a pesar de los meses con "R" que me esperan por delante 

Llegó el 22 de Agosto y con él la vuelta al trabajo. Inexplicablemente, un año más se han acabado las vacaciones. A la velocidad del rayo. Y ahora hay que guardar el bañador y la toalla y ponerse de nuevo el "traje" de currante y darlo todo. 

Con la vuelta al trabajo llegan los buenos propósitos que abordaré en unos días aquí también .... y para conseguirlos lo mejor es tener claro algunos puntos: 

1. Programa tu regreso con tiempo

Para algunos ya será tarde... pero los que tenéis algún día más regresad ya a casa y estableced de nuevo una rutina. Pasar del bañador y la cañita a la oficina de un día para otro acaba con cualquiera.

2. Positividad
Sé positivo. Al menos tienes un trabajo al que regresar, has pasado unas buenas vacaciones y la Navidad está a la vuelta de la esquina. Además, ¿algo positivo tendrá también tu trabajo no?

3. Ten paciencia
Esta depresión postvacacional pasará. Volverás a acostumbrarte al trabajo. Calma.

4. Empieza despacio
No quieras abarcar todo el trabajo pendiente. Organízate, prioriza y empieza poco a poco: primero las tareas más importantes.

5. Nada de alcohol ni cafeína
El alcohol te deprime, por lo que la vuelta será difícil y la cafeína te provocará estrés. No empieces ya con los malos hábitos.

6. Nuevos proyectos
Establece una meta, programa nuevos proyectos, ten la ilusión de algo nuevo.

7. Duerme
Se acabó el trasnochar porque ahora ya no puedes levantarte tarde. Establece de nuevo el horario de sueño que utilizas el resto del año.

8. Haz deporte
De todos es sabido que el deporte libera endorfinas que son la hormona de la felicidad. Te sentirás mejor.

9. Diviértete
No vamos a pasar del blanco al negro. Organiza tu tiempo de ocio. Aun hace buen tiempo, puedes salir un rato con amigos, pareja o con los niños.

10. Come sano
Y toma vitamina B. Te sentirás mejor de salud y de ánimo.

En breve os contaré cosas del proyecto EN 52 SEMANAS  https://en52semanas.wordpress.com

Siguenos en twitter tambin @en52semanas 


lunes, 21 de marzo de 2016

La búsqueda del éxito profesional comienza dentro de nosotros mismos; En 52 semanas

Lunes 21 de marzo: Semana Santa de 2016, acaba de ser el dia del Padre y también mi santo .... y me encuentro en Sevilla pasando unos días con mi familia (mi mujer y mis dos hijos; Marcos y Marta en casa de mi suegra) y trás mucho tiempo sin escribir en mi blog personal quería hacerlo de nuevo y reflexionar en voz alta. 

Me ronda la siguiente pregunta; Tras 44 años de existencia y muchas experiencias sigo buscando sentirte pleno y también tener éxito profesional y me pregunto ¿como conseguirlo?

Seguro que tu también te has preguntado alguna vez porque tu carrera profesional no va todo lo bien que te gustaría o porque, o aunque te vaya bien profesionalmente, tus relaciones son un desastre y por tanto tu vida personal. 

Sin duda son las necesidades, las que determinan cómo pensamos, cómo nos relacionamos y cómo es nuestro comportamiento. Estas necesidades vienen de las heridas emocionales del pasado y también van a determinar nuestro éxito personal y profesional en el futuro.

Para ello siempre me miro en la conocida Pirámide de las necesidades de Maslow. 

"Tener las necesidades fisiológicas, de seguridad, afecto, estima, autonomía y estimulo cubiertas determinan el éxito en las relaciones personales y profesionales"

Sin duda en esta pirámide se encuentran los cimientos para construir nuestra vida personal y profesional que queremos o deseamos aunque podríamos analizar 4 casos diferentes para saber donde nos encontramos:

Caso 1: Éxito personal y profesional

Sería nuestra meta: Una vida social, una relación de pareja sana, con la que compartir momentos nos proporciona afecto, estimulo, seguridad, estima, valoración y esto nos repercute en avanzar hacia la realización personal llegando el éxito profesional, con unos cimientos fuertes que perduraran en el tiempo.

Una buena vida personal te acerca a éxito profesional construyendo los cimientos necesarios para que alcancemos nuestra meta.

Caso 2: Fracaso personal y profesional

Debemos entender que si tenemos heridas emocionales del pasado por críticas, negatividad, falta de autoestima, abandonos…  estas influyen en nuestra realización personal, ya que si nuestras relaciones no son saludables no llegaremos a tener y sentir que tenemos éxito personal en nuestras relaciones de pareja.

Lo cierto es que nos relacionamos con una alta necesidad de afecto, de valoración, de estímulo y esta dependencia nos lleva a tener relaciones difíciles. Con esta base personal es difícil llegar a la autorrealización profesional ya que la base de esta pirámide carece de los cimientos necesarios para conseguir este éxito que queremos.

Es sencillo, debemos entender que cuando estemos en nuestro trabajo también nos relacionamos con personas, y estas heridas emocionales que tenemos, se ponen de manifiesto… como cuando hacemos horas extras, cuando un compañero de trabajo no nos respeta, cuando nuestro equipo de trabajo no es productivo, cuando nos llevamos mal con un compañero o un jefe, haciéndonos que estemos desmotivados y falto de energía.

Caso 3: Fracaso personal y éxito profesional

Esto también ocurre… pero en realidad es un espejismo. 

A nivel profesional sabemos lo que tenemos que hacer o nos dicen lo que tenemos que hacer y cómo nos comportamos ocultando cómo estamos realmente… y a la larga nos pasará factura. En el ámbito personal nadie sabemos cómo actuar y lo hacemos de la forma que creemos conveniente o de la manera que hemos aprendido en nuestra casa, en la relación con nuestros padres, pero quien dice que esa es la mejor forma…

Esta situación no es perdurable en el tiempo. Ser exitoso profesionalmente sin una vida personal saludable con quien compartir, estimularnos, que nos aporte cariño y seguridad, no nos deja disfrutar y sentirnos plenos y felices por mucho tiempo, ya que nos sentiremos solos, frustrados, vacíos y está situación nos llevara a tener la necesidad inmediata de amar, de ser feliz, de encontrarnos, de sentirnos vivos y amados.

Caso 4: Exito personal y trabajo ni fu ni fa…

Si nuestra vida personal va bien y aun no hemos llegado al éxito profesional no debemos desesperar ya que tenemos los cimientos necesarios para alcanzarlos...  solo debemos ser constantes, perseverantes y luchar por nuestros sueños.

La pregunta que me hago es ¿estaré en este caso en estos momentos? 

La clave del éxito profesional

Una vez reflexionado donde nos encontramos sería, al menos en mi caso, avanzar hacia la clave del éxito profesional. 

Lo primero es mirarnos en el "espejo de la vida" que también tiene diversos reflejos.
  1. ¿Como nos vemos?
  2. ¿Como creemos que nos ven?
  3. ¿Como nos ven?
  4. ¿Como somos realmente?
Dada la dificultad de esta duda razonable lo dejaré para otro post, por lo que me centraré en como me veo ... y en los buenos propósitos para conseguir mis anhelos de éxito personal y éxito profesional. 

este será mi plan en 52 Semanas. 

  • Construir unos cimientos fuertes personales sanando las heridas emocionales que tengamos en nuestro pasado, y de esta manera podamos construir la base para tener éxito profesional y personal.
  • Comprometernos con nosotros mismos en equilibrar nuestra vida y proponernos acciones que vayamos a implantar en nuestra vida cada semana, como por ejemplo:
  • Social: Voy a hacer varias llamadas a mis amigos de toda la vida a la semana para simplemente saludarles y saber como están. Preocuparme por los demás
  • Económico: Ajustar mis gastos a los ingresos. Voy a ahorrar cada semana 40€ quitando gastos superfluos. Serian 160 euros al mes y casi 2.000 euros al año. Un pequeño colchón para imprevistos.
  • Laboral: Voy a centrar mi tiempo en los proyectos ya empezados para sacarles el mayor rendimiento. Evitar la dispersión permitiría centrar mis energías en el foco. 
  • Salud: Voy a hacerme un chequeo médico el lunes 28 marzo cuando regrese a Madrid y empezar la dieta que abandone hace tiempo y a hacer ejercicio diario. 45 minutos andando será un buen comienzo
  • Crecimiento: Voy a meditar cada noche y una vez al mes (el primer martes) haré un retiro espiritual. En la Universidad como alumno que soy en estos momentos me esforzaré por sacar las mejores notas posibles adquiriendo conocimientos.  
  • Familiar: Voy a dedicar a mi mujer y a mis hijos los fines de semana íntegros;  el sábado y el domingo, disfrutando de las actividades que hagamos y visitando a mis padres y a mis hermanos al menos una vez al mes. 
  • Amor: Voy a sorprender a mi pareja, un pequeño regalo, un pequeño viaje y algunos sábados una cena romántica en casa o poder salir a comer o a cenar solos.
  • Ocio: Voy a quedar con mis amigos para jugar al padel por ejemplo los miércoles. Buscaré tiempo para hacer actividades que me agradan para desconectar (leer, montar a caballo, etc) o simplemente viajar.

miércoles, 30 de julio de 2014

¿es necesaria una reforma del actual sistema electoral? La respuesta es SI ¿pero cual es el mejor?



Cada vez son más los sectores de la población española que consideran necesaria una reforma en profundidad del actual sistema electoral que regula en nuestro país la realización de los distintos comicios a nivel local, autonómico y nacional. Es necesario abordar la corrección de claros déficits de representatividad democrática.

El problema de fondo consiste en que el sistema electoral español funciona desvirtuando gravemente el principio representativo, hasta el punto de que la representatividad del Congreso es, en buena parte, asunto de ficción: convenimos en llamarlo representativo porque la cámara es designada mediante unas elecciones, no porque nos sintamos realmente representados.

Lo que el sistema electoral español permite es que el pueblo elija una vez cada cuatro años (o antes) qué persona o qué partido va a encargarse de gobernar España. Precisamente la preocupación de que las elecciones sirvan para designar un gobierno fue el argumento para adoptar en las primeras elecciones democráticas de junio de 1977 –y mantener luego– la conocida como Ley D’Hondt, que prima a los partidos mayoritarios. Hablando con rigor hay que decir que con el sistema electoral español el pueblo no elige representantes sino gobernantes. 

Claro está que podemos mantener la ficción de que estos gobernantes representan a los ciudadanos y en esta ficción estamos, pero ello comporta una ciudadanía disminuida y una democracia aletargada, pues el pueblo sólo cuenta en el momento de emitir su voto de tiempo en tiempo y además, cuando emite el voto, lo tiene que hacer mediante unos cauces que restringen gravemente las posibilidades de expresión de la voluntad de los ciudadanos en beneficio de la gobernabilidad.

Si bien no existe el sistema electoral perfecto somos muchos los que entendemos que se necesita una modificación de nuestro sistema electoral que aumente la proporcionalidad a la vez que la representatividad del mismo y ello nos obliga a inclinarnos a favor de modelos similares o en la línea del alemán o el holandés. 

A modo de propuesta algunos (muchos) pensamos que un sistema de doble voto tipo alemán puede ser una evolución conveniente de nuestro actual sistema electoral. En dicho sistema, cada elector tiene dos votos en los comicios generales. Mediante el primero se decide entre diversos candidatos directos a una circunscripción unipersonal. Los candidatos elegidos por ese camino ocupan, en principio, la mitad de los escaños del parlamento.

Mediante el segundo voto pueden optar entre las listas nacionales desbloqueadas de los diversos partidos. El así llamado segundo voto es el que decide en principio el porcentaje de escaños que le corresponde a un partido determinado. 

Así, si la lista de un partido obtiene el 30 por ciento de los votos, a ese grupo le corresponden el 30 por ciento de los escaños, incluyendo en el cómputo total a aquellos diputados que hayan sido elegidos directamente en una circunscripción unipersonal. 

De esta forma se garantiza la proximidad del elector con su representante en el primer caso; y la posibilidad del ciudadano a escoger de entre una lista a aquellos diputados nacionales que quiera premiar dentro de un determinado proyecto político, garantizándose al mismo tiempo la proporcionalidad del sistema en su conjunto.


“Montesquieu ha muerto” y la despolitización de la justicia y la plena independencia, efectividad y dignidad del poder judicial

El desmesurado grado de politización y pérdida de independencia en que se encuentra sumido el PODER JUDICIAL en nuestro país, es consecuencia del proceso de contaminación política y ocupación progresiva del espacio judicial que desde 1985 inició el poder político dominante.

En España la invasión del poder, de la partitocracia, se ha materializado también en la presencia determinante de la política en nuestros órganos jurisdiccionales. 

“Montesquieu ha muerto”, proclamó hace años el que era Vicepresidente de Gobierno, Alfonso Guerra. Lamentablemente su desparpajo se correspondía a la amarga realidad, incrementada incluso a día de hoy.

Pero no existe democracia verdadera sin un poder judicial independiente que garantice nuestros derechos individuales y sociales frente al poder progresivamente exorbitante del ejecutivo, un poder ejecutivo que en España no solo domina el legislativo sino mediatiza el poder judicial.

Es preciso un pacto democrático por la despolitización de la justicia y la plena independencia, efectividad y dignidad del poder judicial con los siguientes OBJETIVOS BÁSICOS ineludibles:

1) Elección democrática de todos los órganos de gobierno interno del poder judicial: del Juez decano (en los partidos judiciales donde simplemente existan más de dos jueces, por sufragio directo de estos), de los Presidentes de audiencias provinciales y nacional (por sufragio directo de los jueces de su respectivo territorio), de las Salas de gobierno (por sufragio directo de los jueces de su jurisdicción y con arreglo a un sistema proporcional) y de los Presidentes de tribunales superiores de justicia (por las respectivas salas de gobierno, que igualmente podrán acordar por mayoría su cese). 

Y, asimismo, elección por sufragio universal directo y secreto por todos los jueces y magistrados del país de los 12 vocales de procedencia judicial que integran el CGPJ. 

Esta reforma, al acabar con todos los cargos de libre designación actualmente existentes en el poder judicial, democratizando así su constitucional autogobierno interno, no sólo comportaría para cada uno de los jueces y magistrados la mayor y más firme garantía de su independencia externa e interna, sino que además terminaría radicalmente con el actual estado de politización de la Justicia cortando, a su vez, de raíz, cualquier posibilidad de hacer carrera dentro del ámbito judicial al margen de los propios méritos personales y jurídicos.

2) El juez deberá seguir conservando la instrucción del proceso penal en tanto su proyectado candidato, el M. Fiscal, no sufra una profunda catarsis orgánica que le garantice su no dependencia del ejecutivo.

3) Inversión en justicia conforme a la media europea del 3,5% del presupuesto, en lugar de 1% actual, y cuyo objetivo se logre progresivamente en un máximo de cinco años.

4) Supresión de tasas judiciales de acceso a la justicia, ya que vulneran el derecho a la tutela judicial efectiva, consagrado en la Constitución, y supone una doble imposi- ción para los ciudadanos.

5) Elaboración de una nueva planta judicial conforme a la media europea de 20 jueces/100.000 habitantes, en lugar de los 10/100.000 actual. Elaboración de esta nueva planta judicial que, por tanto, deberá realizarse teniendo muy en cuenta estas peculiares circunstancias y con la activa intervención de los jueces en su gestación en un proceso que culmine en un máximo de cinco años e incorpore mecanismos de automática actualización cada dos años.

6) Una única carrera judicial y un único cuerpo de funcionarios cuyos miembros sean seleccionados por parámetros objeti- vos, basados en la competencia y el mérito.

7) Una defensa eficaz para todos. Mejorar el turno de oficio mediante la equiparación gradual de la retribución de la prestación del servicio de turno de oficio y de asistencia jurídica gratuita.

Que posición debe tomar España ante el bombardeo y la invasión israelí de Gaza


Habría que ir al fondo del problema. Aunque partamos del primer punto de vista .. 

Exijo a Israel el respeto a los derechos humanos y el cese de todas las acciones que amenazan la pervivencia en paz de Palestina e Israel.

No obstante desde mi punto de vista el problema de Israel y Palestina está amparado en un problema que tenemos en esta sociedad, que son los fundamentalismos religiosos. 

El fundamentalismo religioso llevado al extremo en forma de terrorismo, ya sea de Hamas o terrorismo de Estado; la utilización del pueblo elegido como formula de acabar con el terrorismo de Hamas me parece un grave atropello, sobre todo para los derechos de los civiles. 

Mi posición es que la ONU, la UE y los organismos internacionales deberían intervenir para que cese tanto el bombardeo como el terrorismo de Hamas en esa zona. 

Por supuesto que la UE no puede permanecer inactiva y tiene que exigir el cumplimiento de su propia legislación como se indica en el artículo 2 del Acuerdo de Asociación UE-Israel.  Porque además está en juego buena parte de la prosperidad y la estabilidad mundial en esa zona. 

Tenemos un polvorín importante ahí y se necesita un alto el fuego inmediato que ponga fin a la matanza y al sufrimiento de la población civil, muchos de ellos niños, que se permita el acceso inmediato a Gaza de ayuda humanitaria y sobre todo para satisfacer las necesidades médicas urgentes.

Lo que si es muy grave es que nadie se atreva a denunciar ese fundamentalismo religioso. Cuando convierte la religión en ley y cuando convierte la guerra en guerra santa tenemos un problema. Habría que ir al fondo del problema. 

En algunas religiones están tomando fuerza los fundamentalismos frente al civismo y las libertades de los ciudadanos. Aparte de los tópicos que se escuchan respecto a esta barbarie, vamos a hablar claro, y a empezar a hablarlo internacionalmente, y a condenar ese tipo de fundamentalismo. 

Y también que algunos países de la confesionalidad religiosa hacen una bandera, como Israel, incluso una bandera para violar derechos civiles. 

Israel debe poner fin a todas las acciones que amenazan la solución de dos estados.


En este sentido debemos recordar las conclusiones del Consejo de la UE sobre el Proceso de Paz de Oriente Medio, del 22 de julio de 2014, en las que piden la inmediata y sostenida apertura incondicional de los pasos fronterizos para el flujo de la ayuda humanitaria, mercancías y personas hacia y desde la Franja de Gaza, en consonancia con la Resolución de Naciones Unidas de 2009.

Recientemente también se reiteró que la única manera de resolver el conflicto es a través de un acuerdo que ponga fin a la ocupación que comenzó en 1967, y que “la preservación de la viabilidad de una solución de dos estados” debe seguir siendo una prioridad.

Y por último insistir en que la UE exija a Israel que detenga los asentamientos, incluidos en Jerusalén oriental, sobre todo en áreas como Har Homa, Givat Hamatos y E1, que ponga fin a la violencia de los colonos; al empeoramiento de las condiciones de vida de los palestinos en la zona C y las demoliciones – incluyendo de proyectos financiados por la UE – desalojos y traslados forzosos.